lunes, 11 de junio de 2007

el test del chismorreo... ¡al fin!

este será un post corto... para variar...

dejé colgando hace unas semanas que 'ya' hablaría de test del chismorreo (the gossip test en inglés) de Francis Crick... es una idea muy sencilla, pero jodidamente eficiente... y Francis le dedica una capítulo de su autobiografía, así que para él tampoco era ninguna tontería. la idea es la siguiente: eres un científico, con posibilidades de investigar lo que tu quieras (como él al terminar la Segunda Guerra Mundial), ¿qué haces? ¿cómo te decides? ¿aquello que salve más vidas? ¿aquello con lo que puedas ganar más dinero? ¿aquellos que te agarre más el estómago?

Crick sabía que la investigación es picar piedra... con momentos sublimes, pero el 80% es picar piedra... así que se dijo que ya que se quería dedicar a la investigación básica, lo iba a hacer sobre aquellos temas que terminaba sacando cuando quedaba con sus amigos alrededor de pintas de cerveza... aquello sobre lo que chismorreas, es aquello que te interesa... punto... ahora sólo falta reconocerlo y aceptarlo...

cuando Crick se lo pensó a finales de los 40 decidió que le interesaba lo que hace vivos a los seres vivos, y cuarenta años depués decidió pasarse a lo que hace conscientes a los seres conscientes... y en ambos campos ha marcado un camino que muchos seguirán...

ha habido otros que o han seguido el test o han reconocido que estaban siguiéndolo a pesar de desconocerlo... un caso de libro es el (también) Nobel Sydney Brenner que ha cambiado más veces de tema que una serpiente de muda (es curioso, si salen mal, la gente los llama bandazos, si salen bien es una carrera diversificada)...

no quiero terminar este post sin introducir a un divertidísimo periodista científico de El Pais que tuve la suerte de que me firmase un libro. libro que escribió gracias a su particular test del chismorreo, como bien explica en el prólogo. creo que es el único periodista (o informador, que no quiero que se me revolucione el gallinero) que tiene en su haber un Science. y tuvo el coraje para después de doctorarse (ya con el Science) y de una estancia en el extranjero, admitir que lo suyo no era la bancada e intentar otras cosas. su nombre es Javier Sampedro. os dejo un link en el que explica algo más del test del chismorreo.