lunes, 7 de mayo de 2007

hoy he visto a Alanis...

...o, al menos, a su cara sueca...
quería ir al centro, y quería ir en bus, así que fuí a la parada que tengo delante del lab y he visto que tenía 10 minutos hasta que este llegase... hacía buen tiempo, sol radiante que empezaba a decaer al oeste, con una sola nube grisácea a unos metros de mi cabeza... así que me he dicho, ¿por qué no? y he cruzado un prado para alcanzar una calle 'más' principal que la del lab, con la intención de pillar un bus que pasase antes...
este prado está enfrente del MIC... de hecho, me enteré que el MIC fue, hasta hace poco tiempo, una academia militar sueca (algun día me extenderé sobre la historia militar sueca, para reirnos un rato...) y el prado lo usaban para sus ejercicios... (hhmm... eso explica los cañones de la entrada... y las rocas con inscripciones a los desaparecidos)... bueno, el prado está okupado desde hace una semana o así por unas ovejas encerradas entre vallas electrificadas (Thorsten me dijo que las usaban para cortar la hierba, y creía que me estaba vacilando, pero el ver que las cambian de zona cada dos o tres días, hace que piense que igual no estaba tomándome el pelo...)...
nada más salir de la caseta del bus para dirigirme a la avenida ('calle más grande' sería lo justo) ha sido cuando la nube que tenía encima se ha puesto fea y ha empezado a caer una lluvia finísima con denominación de origen londinense... la escena era cuanto menos surrealista (lo que en inglés llamaríamos eerie): todo el horizonte soleado, menos medio kilómetro alrededor de la nubecita que estaba mojado, calando poco a poco... ha sido a medio camino, en el prado, cuando me he girado, me he quitado la capucha de la gorda sudadera... y ha sido entonces... un fabuloso arco iris que enmarcaba el conjunto de casas de la antigua academia... se veía claramente el 'principio' de la 'banda' y su 'fin'... (y uso comillas porque que alguien me explique qué sentido tienen palabras como 'principio', 'fin' y 'banda' en una ilusión óptica)...
pero a lo que íbamos: yo, en medio de un xirimiri sueco, con una luminosidad impropia de la agua que me estaba mojando, el silencio cortado por algún balido de alguna joven oveja y algún pájaro a los que les molestaba la lluvia... y el arco iris engalanando esas edificaciones del siglo XVII...
ha sido entonces cuando me he dado cuenta que estaba entreviendo la faceta sueca de Dios...

p.d.: me estoy pensando empezar algún serial de glosario y mecanismos muy básicos de biología molecular... así consigo unas cuantas cosas de una: entretenerme, ver hasta dónde llega mi capacidad divulgativa (aún desconozco si es que la tengo) y, sobretodo, tener la consciencia tranquila cuando postee algo de lo que hago en el lab (poco a poco) o hice (poco, la verdad) o haré (mucho ruido y pocas nueces)... en fin, me lo pensaré...