martes, 1 de mayo de 2007

la canica y la ca(u)s(u)alidad

... la extraña sensación sí... era en el momento en que salimos finalmente de casa de Daniel para marcharnos de fiesta después de cenar cuando lo sentí... el frío que me subía por la espalda y me pegaba un leve chasquido en la nuca...
vereis, hasta ese momento, los amigos de Daniel me habían caído bien. Bueno, uno era un bala perdida que me recordaba bastante a Juan Fran (¿quién lleva la mezcla, ahora?), otro dijo tres frases en toda la noche (y alguien me dijo que estaba haciendo el doctorado en física del estado sólido, lo cual, no sé muy bien porqué, me tranquilizó como si fuera una asociación de lo más natural) y luego estaban un chaval gracioso que curraba en la ciudad donde todos provenían (a 100 y pico km adentro Suecia) y luego un biólogo, que había hecho su investigación de máster en la ecología de vertebrados y ahora estaba currando no-sé-donde... en el momento en que cruzas cinco frases seguidas con una persona (y eso puede costar) te puedes hacer una idea muy burda de si vas a continuar hablando con esa persona o no... esa sensación la tuve con Daniel a los pocos días de estar en el lab y la tuve ayer con el ecólogo...
además estaba observando como cada uno de los presentes había ocupado lo que se puede llamar un nicho social de comportamiento en el grupo: el rompe-hielos, el cerebral, el depresivo-negativo, el chistoso, ... por lo que sabía eran amigos desde que levantaron dos palmos del suelo pues eran de la misma ciudad (pueblo, lo llamaría yo: 14000 habitantes) y de la misma edad... pero había algo más, me sentía identificado por otros motivos... había algo en la inercia de las conversaciones, algo en el lenguaje no verbal, ...
entonces, antes de salir después de la cena, fue cuando vi un panfletillo de unas 60 hojas en la mesita de la habitación de Daniel... estaba en sueco, con un tipo musculoso con una espada demasiado ornamentada para ser útil en la portada... uno que ha visto algunos sinsabores de esta vida y algunas extrañas coincidencias lo primero que hace es ponerse en vilo y no empezar a hacer cábalas... mientras estaba cogiendo el panfleto y acercándomelo estaba pensando: 'Bien, esto confirma la sensación de que Daniel es friki... ¿pero hasta qué punto? esto podría ser un cómic, o una novelilla imitación de las de Moorcock con una espada negra, o... no puede ser... no...' entonces, uno abre lentamente el panfleto por la primera página y ve un índice... y ve ciertas cosas que a una mente entendida le cantan... 'no... no puede ser...' y entonces uno ojea y ve tablas... y estadísticas... y dados de diez y de ocho... 'no... oh, dios...' y entonces uno le pregunta al ecólogo:
-RPG?
-Yeah, what?, do you also play RPG back in Spain?
y sólo me quedó parpadear... y preguntar a qué juego... 'Uy, empezamos con AD&D 2da, pero ahora mismo jugamos una versión de eso con un sistema propio'... Ya... todo cuadraba... y entonces vino el espinazo... nunca os habeis sentido como en El show de Truman?? quiero decir: qué probabilidades hay?? veía una canica y un embudo, recordando esa metáfora tan gráfica que un día me comentó Vicente... que si la cabra tira al monte, que si el destino... no es que me desagradase saber que estaba en la guarida de unos frikis que preferían (como todo rolero bien nacido) el doble dado de diez al de veinte... pero, leñe, es irme 4000 km para volver a la plaza detrás de mi casa... lo dicho, una canica siempre termina yendo al agujero del embudo, por mucho que voltee a su alrededor y crea escapar...
pero, con el corazón más relajado y la mente menos embotada por el zafiro, uno construye una hipótesis que explica más hechos, es más parsimoniosa con estos y, por último, deja más puertas abiertas a la situación... (las dos primeras las suelo usar como premisas para cualquier hipótesis; la última sólo cuando es una necesidad imperiosa o estoy enfrascado en sistemas emocio-sociales, pues es peligrosa por subjetiva)... no era normal que me llevara 'tan bien' con Daniel, no era normal que hablásemos al mismo tiempo del San Andreas que del escalón por la inducción por IPTG... quiero decir, era normal, es normal, pero era demasiado normal... de verdad me sentí metido dentro de un caso de realismo fantástico... como si la cruda realidad tenía una nuez de irrealidad...
hay ciertas cosas que el ojo no ve, eso lo sabemos todos. hay ciertas posiciones mentales que tienen causas bien establecidas y, diría, únicas o, al menos, restringidas... no era tanto casualidad como causalidad: no todo el mundo se hubiese fijado en un trabajo de fin de carrera sobre los BioBricks y la estandarización de la Biología Molecular... y suele ser normal que los grupos tengan procesos, o matices, comunes... al fin y al cabo, los grupos se juntan por uno (o varios) 'algos'...
quitarle hierro a la coincidencia, de alguna manera me tranquiliza... ya no es la pobre canica yendo a parar, ineludiblemente, al hoyo del embudo ajeno a ella... es más bien, simplemente, una consecuencia de que se suele recibir lo que se proyecta...
obviamente, el ecólogo me invitó a jugar la semana que viene o la siguiente, que se podría arreglar algo... y, obviamente, acepté...

3 comentarios:

Lechuck dijo...

Dejando los celos de master posesivo a un lado sólo he de pedirte un par de cosas:

1.- Si te lo pasas bien jugando con ellos no me lo digas porque sino iré a matar a cierto grupo de suecos frikis que aún no conozco

2.- Si el manual ese es algún tipo de juego de rol sueco que no conocemos intenta hacer una copia o algo por el estilo. Es puro coleccionismo friki, pero uno es así.

Ferran dijo...

Bueno chico, aprovecha tú de ese vicio al que ahora mismo tenemos velado su acceso... y no te olvides de que aquí te esperaremos para desvariar con dragones, princesas y con minotauros con complejos de comandante...

En fin, que dios los crea y ellos se juntan...

Agur

arnau dijo...

por lo que me dijo el chaval, el juego era uno sueco, del que habían sacado ideas para mejorar el sistema de AD&D 2da (cosa harto fácil, por otra parte)... pero en la tienda de cómics a la que entré sólo había cosas muy 'mainstream'. en fin, miraré por estocolmo... o igual miraré en las tiendas de discos que sólo tienen metal demoníaco... en fin, cels ya nos demostró que en tiempos de oscuridad, el frikismo se va agrupando...
aún no hemos hablado nada del tema Daniel y yo, ya veremos si al final se concreta algo... si se da el caso, por supuesto que os lo postearé...
armand, ¿complejos?, ¿qué complejos?, y no dudeis que os tendré en el corazón... del dado, claro...
;-p